Que Bogotá sea el centro económico y político de Colombia le ha permitido un desarrollo por encima del resto del país, pero esta misma condición de preeminencia le ha traído consecuencias negativas, como por ejemplo que durante las contiendas políticas se pierdan de vista sus necesidades.

Hemos visto elección tras elección, que los debates presidenciales en las regiones colombianas sirven para visibilizar los problemas y las aspiraciones de los distintos territorios, en donde se enfocan propuestas concretas que luego se materializarán en programas, planes y recursos. Pero en Bogotá eso no sucede porque, cuando los debates se dan aquí, lo que se discute son los grandes temas nacionales como la educación, la paz, la salud, la economía, las reformas tributarias, entre otras.

Es por esto que nos dimos a la tarea de plantear “Seis prioridades para Bogotá – Región”, un documento que entregamos a todos los aspirantes a la Presidencia, como un insumo con propuestas concretas para poner sobre la mesa aquellas necesidades de la Capital y la Región que requieren del decidido liderazgo del primer mandatario.

En ProBogotá Región creemos que son dos las iniciativas legislativas que debe impulsar la Presidencia, que contribuirán a mejorar la gobernabilidad y la solución de problemas críticos de la capital y sus municipios vecinos. En este sentido, la implementación del mecanismo de segunda vuelta para la elección de alcalde de Bogotá, es una de las prioridades. Lograr esto requiere de una reforma constitucional. Hoy existe un consenso al interior del Congreso y entre expertos del tema, sobre la necesidad de avanzar en este sentido pero se necesita el apoyo decidido del nuevo gobierno para avanzar en el trámite del acto legislativo. La realidad de Bogotá es que los últimos alcaldes se han elegido con el 30 por ciento de los votos, lo que genera mandatos que no tienen la suficiente fuerza para proponer y lograr los consensos que den soluciones y visión de largo plazo a la ciudad en los temas que necesita.

Asimismo, el presidente debe liderar una reforma a la Constitución para crear una figura de gobierno supramunicipal para resolver los principales problemas de Bogotá y los municipios vecinos. Nuestra propuesta es crear la Región Metropolitana de la Sabana de Bogotá, que será la encargada de planear y dirigir temas como movilidad, aprovisionamiento de agua, descontaminación del río Bogotá, disposición de basuras y planeación del territorio. Esto, preservando la autonomía de los municipios como un principio básico.

Creemos también que el Gobierno nacional tiene que prestarle atención prioritaria a Soacha, municipio que requiere con urgencia que se sincere el censo, y se le entreguen los recursos que realmente necesita para atender todas las necesidades, especialmente de la población vulnerable que es la mayoría de su población. Soacha tiene unas características especiales que pueden llevar a pensar que es una ‘bomba de tiempo’ para la capital. Proponemos también que se cree la Alta Consejería Presidencial Para Soacha que tenga la capacidad de coordinar las acciones de todas las entidades y servir de interlocutor para resolver serios problemas que hoy enfrenta.

Bogotá, siendo una ciudad con 8 millones de habitantes, hoy tiene el promedio más bajo de todo el país en materia de pie de fuerza policial. Sobran razones para entender por qué es necesario subir el número de efectivos de manera que se puedan atender de mejor manera las necesidades y garantizar la seguridad de todos sus ciudadanos. Creemos que en los próximos 4 años de gobierno, el presidente debe lograr que este se incremente alcanzando un promedio de 354 efectivos por cada 100.000 habitantes.

En el tema económico, tenemos dos propuestas puntuales que son de resorte nacional, pero que tendrán una incidencia directa en el desarrollo económico de la ciudad. La primera es crear una serie de incentivos tributarios para el emprendimiento que, fomenten la inversión privada en nuevas empresas, y el segundo es convertir en una política pública nacional las acciones necesarias que Bogotá (y por ende Colombia) retome el liderazgo regional en ranking de Doing Business del Banco Mundial.

Si a Bogotá le va bien, a Colombia le va bien. Es por eso que el futuro presidente de Colombia no debe olvidar que Bogotá necesita de su liderazgo para impulsar estos temas fundamentales para el desarrollo y crecimiento de nuestra ciudad y de la Región.

publicado en:
Semana

Columnas Relacionadas

Comunicados de prensa relacionados