La evaluación de los 100 primeros días de gobierno es una práctica común para medir tempranamente la capacidad de los gobernantes durante la fase de transición; y es sin duda una oportunidad interesante para que la ciudadanía conozca el estilo y talante de su gobernante; además de lograr una mejor comprensión de lo que se viene en adelante.

Se cumplieron ya los 100 primeros días bajo el mandato de Enrique Peñalosa, quien llegó a la Alcaldía no solo con la promesa de ‘recuperar Bogotá’, sino con la idea de hacer un gobierno diametralmente opuesto al de su antecesor. Ha impuesto su estilo: ha ido junto con su equipo localidad por localidad junto con su gabinete, en bicicleta o a pie, conociendo y escuchando de primera mano las necesidades de los ciudadanos; ha defendido a capa y espada sus decisiones difíciles, y ha fomentado la participación de la ciudadanía en diferentes espacios.

La agenda del alcalde para los primeros 100 días era ambiciosa y si bien es poco tiempo para arreglar problemas estructurales, el Alcalde ha logrado sentar las bases de lo que será su administración para la solución de los principales temas: logró la aprobación de la secretaría de Seguridad; nombró un gran gerente para el Metro y realizó un convenio con Medellín para acelerar este proyecto en Bogotá; acabó con el reversible de la carrera 11 e incrementó, a pesar de las críticas, las tarifas de Transmilenio y el SITP para evitar que el déficit del sistema siguiera creciendo. Estos son sin duda pasos importantes en la dirección correcta para gestionar temas de importancia estratégica que claramente necesitaban intervención inmediata como primeros pasos de soluciones estructurales de largo aliento.

La disminución en delitos es sustancial. Según los datos oficiales: 48% menos robos de celulares; reducción del 30% de hurto a comercios; 20% menos asaltos a personas; 15% menos homicidios, y 8% menos de robos de bicicletas. Más de 10.500 capturados y 40 bandas delictivas desmanteladas. Esto gracias a la articulación con la policía y a la implementación de una novedosa estrategia de intervención microespacial en 754 puntos críticos que concentran gran parte de los crímenes en la ciudad.

El alcalde tomó además medidas de impacto inmediato en la movilidad. Notorio el cumplimiento antes de tiempo de su meta de tapar 2.000 huecos calificados como riesgosos en toda la ciudad, logrando en estos pocos meses tapar 8.300 en vías principales. También se destaca el incremento en un 49% de los operativos contra los vehículos mal parqueados en vías principales y contra aquellos que quedan atravesados en las intersecciones, con el fin de mejorar el flujo del tráfico en la ciudad. Con esto se da un importante primer paso en la generación de conciencia sobre la corresponsabilidad ciudadana necesaria para que la movilidad fluya correctamente.

Bajo la idea de devolverle el orden en la ciudad, la alcaldía en estos primeros 100 días inició operativos de recuperación del espacio público acompañados de alternativas de generación de ingresos para los vendedores informales. Ya 376 vendedores ambulantes han sido reubicados. Esto, sumado a las jornadas de limpieza de postes y paredes con amplia participación ciudadana, en una lucha contra la publicidad ilegal y los rayones. Estas acciones impactan positivamente la percepción de seguridad y a la vez, envían claramente el mensaje de que el espacio público es sagrado; avanzado también en la recuperación del orden y la autoridad.

Para destacar también el proyecto de reestructuración del sector salud, con el que se busca crear la Red Integrada de Servicios de Salud conformada por 4 subredes, que tienen origen en los 22 hospitales que hacen parte la red pública. Con el fin de reducir los trámites de un usuario para acceder a un servicio médico, disminuyendo autorizaciones y remisiones. Adicionalmente, se anuncia la creación de 40 Centros Ambulatorios Especializados y un Consejo Distrital de Seguridad Social en salud; así como también esfuerzos para lograr una mejor coordinación con las EPS.

En estos primeros 100 días Peñalosa mostró su carácter y puso las cartas sobre la mesa. Las decisiones más difíciles y los proyectos de infraestructura más complicados están por venir, y seguro habrá momentos en los que se sienta que las cosas empeoran. Hay que tener paciencia, porque antes de amanecer se pone más oscuro. Por ahora, los primeros resultados nos muestran que vamos andando por un buen camino, al estilo Peñalosa.

Link hacia la publicación: https://www.elespectador.com/opinion/100-primeros-dias-al-estilo-penalosa

publicado en:
El espectador

Columnas Relacionadas

Comunicados de prensa relacionados